El matri de Carla y Marcelo fue muy entrete. Todos sus amigos eran demasiado prendidos y con el equipo lo pasamos increíble. Lo mejor de la noche fue su baile sorpresa que comenzó la fiesta al ritmo de “la gasolina”. Un gran abrazo chicos, son una gran dupla que contagia a todos con alegría!