Participar en la boda de Christian y Helen fue una gran experiencia. Después de su ceremonia en donde se dedicaron hermosas palabras ellos se encargaron de hacernos sentir  como si estuviésemos haciendo las fotos de una pareja de amigos de toda la vida. Lo pasamos increíble así que imagino como lo deben haber pasado sus familiares y amigos..

Muchas Felicidades!