May-Ling y Matías, un complemento perfecto. Ella una chica muy dulce, él un rockstar de primera, juntos una dupla sin igual. Desde los Candy Bar con dulces clásicos como los sunny o las “güagüitas”, hasta los discos con una gran compilación al mas puro estilo de Matías, sus familiares y amigos pudieron disfrutar un poco de ambos mundos que ese día se hacían uno.  Muchas Felicidades!